El agarre de tu tapete de yoga es esencial para asegurar una buena estabilidad. Una alfombra que no resbale te ayudará en el trabajo de las posturas. Así evitará lastimarse si su alfombra se resbala en el piso accidentalmente. También recuerde elegir una alfombra que absorba el sudor y sea fácil de limpiar.