Pero no basta con elegir una campana con una alta tasa de flujo para asegurar una filtración efectiva. “La presión es un factor determinante en la elección de la capucha ideal”, insiste Quentin Deschamps. En efecto, lo es, valores de presión El flujo de aire (que corresponde al escape) y el flujo de aire (que corresponde a la entrada) deben estar muy cerca para asegurar que el aire se renueve suficientemente. “Si la proporción es cercana a 1, la capucha funcionará eficientemente; de lo contrario, el aire se bloqueará por un efecto embudo”, explica Quentin Deschamps.